Bendición del Convento de Misioneras del Reino de Cristo


Bendición del Convento de Misioneras del Reino de Cristo
La Sauceda, Gto. 25 de marzo de 2017
En la solemnidad de la Anunciación del Ángel y Encarnación de nuestro Señor Jesucristo en el seno purísimo de la Virgen María, asistimos a la bendición que S. E. Mons. Alfonso Cortés Contreras, Arzobispo de León, hizo del convento de las Misioneras del Reino de Cristo, donde se realizará la experiencia de discernimiento de un grupo incipiente de muchachas en vistas a la vocación religiosa.
Inició con la celebración eucarística a la que asistieron varios sacerdotes: el Director General, Pbro.Lic. J.  Antonio Gómez Elisea, el Pbro. J. Everardo Mendoza, los sacerdotes de la parroquia y promotor vocacional de la confraternidad y el padre Rubén de la Cruz Martínez, Vicario episcopal de la zona. Posteriormente se incorporó el Padre Elías Guerra, quien fuera anteriormente párroco de Hierbabuena a la que pertenecía La Sauceda.
Hacemos especial mención del Pbro. J. Everardo Mendoza, quien ha estado trabajando arduamente, desde los cimientos hasta la estructura actual de la casa y que colaboró intensamente con nuestro padre fundador. El Padre Everardo, sintiendo la urgencia de esta fundación ha puesto en práctica lo que nos decía el Padre Enrique: donde estén los Operarios del Reino de Cristo deben brotar vocaciones sacerdotales, religiosas, misioneras y de apóstoles seglares para la Confraternidad y para toda la Iglesia.
Se continúa trabajando en el discernimiento de un grupo de jóvenes con proyecto a medio y largo plazo para que se vaya consolidando la comunidad. Para ello, contamos con la ayuda inestimable de la Comunidad de Religiosas Dominicas de María, ubicadas en Atotonilco, Gto., a ellas les agradecemos de corazón y sabemos que será para una mayor bendición de esta Comunidad Religiosa guiadas por la Madre Superiora.
Muchas gracias Madre Araceli y Madre Socorro.
Sabemos que iniciamos un camino arduo, que aún queda mucho por hacer, pero también contamos con la bendición de la autoridad eclesial, el trabajo de los sacerdotes de la Confraternidad, en especial los que trabajan en esta Parroquia de la Sauceda, los fieles de esta Comunidad y tantas personas que oran y trabajan por ella.
Dios bendiga tanto esfuerzo y amor que se ha puesto en esta Casa, que es ya una realidad, nos encomendamos a sus oraciones .
Madre Santísima de Guadalupe, bendice a tus hijos para que venga a nosotros y
por nosotros el Reino de tu Hijo. Amén.

 

Autor entrada: Webmaster