LII Asamblea Nacional de la Vida Consagrada de México en Querétaro

Por P. Prisciliano Hernández Chávez, CORC.

Los próximos días de abril, 28,29 y 30, nuestra Diócesis de Querétaro en la Ciudad episcopal, se alegra de recibir a todos los Superiores Mayores de la Vida Consagrada de México, con ocasión de su LII Asamblea Nacional. Las siglas de identificación: CIRM, es decir, CONFERENCIA DE SUPERIORES RELIGIOSOS DE MÉXICO, A.R. El tema a abordar “Nuestros Carismas al Servicio de la Justicia y la Paz”, con un lema que expresa la convicción de los discípulos del Señor Jesús, quien fue inmolado en la Cruz y ha resucitado: “No nos resignamos”`porque somos testigos misioneros. Sí, no nos resignamos a llevar una vida anodina y sin sentido de quienes ante el dolor, la miseria y el crimen, han postergado a este nuestro pueblo amado por Dios y por Nuestra Madre Santísima de Guadalupe, su Rostro materno. No deseamos enclaustrarnos en los sepulcros silenciosos del fracaso y de la vida sin sentido y evadida, carente de luz, de amor y de vida. Por eso los Ejes Temáticos de este encuentro serán: Paz, Justicia, Reconciliación, Tejido Social, Encuentro, Carismas y Vinculación. Los pasos a seguir: 1)Clamores: identificados y situados en su contexto; esto es, clamores de la Vida Consagrada. Se habrán de mostrar aquello que impulsa y/o aquello que bloquea la acción del Espíritu Santo en la misma Vida Consagrada. 2)Convicciones: signos de vitalidad que hoy emergen inspirados por el Espíritu Santo, así como las condiciones para percibirlos, criterios para describirlos y ubicar sus expresiones fundamentales. 3)Compromisos: Desencadenar procesos y asumir formas nuevas de Vida Consagrada, dando pasos hacia paradigmas más exigentes y de connotaciones de carácter pascual que manifiesten el seguimiento y la misión de Cristo Resucitado en nuestro contexto social. El Objetivo que animará esta Asamblea: Discernir las líneas generales de animación de la Vida Religiosa en México y elegir al equipo de la Nueva Junta Directiva Nacional del período 2017-2020 para impulsar el compromiso profético-místico a favor de la justicia y de la paz en nuestro País, desde la riqueza de los Carismas de nuestros Institutos.

¿Quiénes son nuestros invitados de honor? Nuestro Obispo de Querétaro,  anfitrión de este evento, quien nos recibe con el corazón y los brazos abiertos, Mons. Faustino Armendáriz Jiménez; el Nuncio del Papa en México, S.E. Mons. Franco Cóppola; el Secretario General de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), S.E. Mons Alfonso Miranda Guardiola; el Vicario Episcopal para la Vida Consagrada en México, S.E. Mons. Salvador Rangel Mendoza; el Obispo Emérito de Querétaro, S.E.Mons. Mario de Gasperín Gasperín.

La Junta Directiva Nacional la preside la Hna. Juana Ángeles Zárate Celedón, CSC y su venerable Equipo con diversos cargos y de variadas comunidades de Vida Consagrada, masculina y femenina.

Ponentes: P. David Velazco, S J; P.Guillermo Campuzado, CM; Raúl Tapia Santamaría, OCD, Coordinador de trabajos de la Asamblea; P.Francisco Magaña, S J; P Héctor Luján, OMI; Hna, Ma. Del Refugio Rosas M., OSR; Hna. Magdalen Silva, HJ; el Asesor Canónico de la CEM, P.Gerardo  Ángeles.

Lugar: Seminario Conciliar de Querétaro, de Santa María de Guadalupe, con el apoyo y cariño de nuestro Rector  Sr. Pbro. Lic José Luis Salinas Ledesma, del Ecónomo Sr. Pbro. Lic Oscar Cabrera Arvizu y del apoyo del Seminarista José Luis López Gutiérrez.

Coordinación de la CIRM en Querétaro: Hna. Ana María Niño Velázquez, Hna. Marilú Loyda Benítez, Hna. Sanjuana Martínez Camarillo, Hna. Fide Torres Vázquez y Hna. Má. Del Carmen Jiménez Flores.

Responsables del Evento en Querétaro: Mons. Javier Martínez Osorio y colaboradores.

Oremos, para que este Acontecimiento de la LII Asamblea de la CIRM, redunde en gracias inconmensurables para la totalidad de la Iglesia en México, y de nuestra Iglesia Particular de Querétaro. “No nos resignamos”. Caminamos con Cristo Resucitado con alegría, entusiasmo y con un horizonte de esperanza.

Autor entrada: Webmaster