Ordenación Diaconal de DON SERGIO IVAN MENA CATALAN

Como buenos Operarios del Reino de Cristo el mes de mayo siempre ha sido un mes especial en el que hemos ofrecido nuestras “flores” a María como nos enseñó nuestro querido fundador el P. Enrique Amezcua. Este año nuestras “flores” han sido dos nuevos diáconos para la Confraternidad y la Iglesia Universal.  El pasado 3 de mayo, fiesta de la Santa Cruz en México se celebraba la ordenación del Diácono de la Región de México DON LINO MONDRAGÓN, como primicias a la Madre. Casi al finalizar el mes, el domingo 28 de mayo, le ofrecemos a nuestra Madre en la Solemnidad de la ASCENSIÓN del Señor a los Cielos, la vida y el ministerio de otro alumno de nuestro Seminario de Olías, perteneciente a la Región de México.

Todos los días  anteriores habíamos estado preparando y planeando la fiesta y el evento como algo muy importante para nuestra Confraternidad, íbamos a ofrecer un nuevo ordenado a la Iglesia universal y todo nos parecía poco para que resultara lo mejor posible: los ensayos de la ceremonia con el P. Fernando Castro que fungió como Maestro de Ceremonias, los ensayos del coro del Seminario que nos deleitó gratísimamente con la interpretación de la Misa de Santa Lucía, la preparación del comedor para ofrecer lo mejor que tenemos a todos aquellos que querían compartir con nosotros esa alegría, la elaboración de los alimentos con un menú muy especial que nos preparó el seminarista OSCAR IVAN CONTRERAS sorprendiéndonos

con su buen hacer, y el helado de manzana de nuestro ya clásico y querido MARZIO PERONDINI . Todos esos preparativos fueron caldeando el día y el momento de la celebración.

Sobre las 10,30 de la mañana llegaba Monseñor Ángel Rubio, Obispo Emérito de Segovia, gran amigo nuestro y “seguidor” de nuestra comunidad desde sus inicios en España. Diez compañeros del curso de Sergio Iván, del Seminario Conciliar de Toledo, estaban también entre los presentes, cinco de ellos Diáconos, siete sacerdotes Operarios concelebrábamos con Don Ángel dando a la ceremonia una muestra más de la universalidad de la Iglesia, Europa, América, África, estaban repre

sentadas entre los asistentes al Altar. Una Misa sentida y vivida, muy bien entonada por el coro del Seminario y perfectamente llevada en su Liturgia. Eran las 12,55 cuando le imponía las manos a nuestro hermano Sergio Iván el Obispo ordenante y con “temor y temblor” (como lo manifestó) descendía el Espíritu Santo sobre su persona haciéndole Sacerdote en tercer grado para toda la vida.

Acababa la ceremonia tras una hora y 40 minutos de vivencia espiritual con unas sentidas y bellas palabras de gratitud que nos dejó a todos los presentes nuestro Director General, el Rvmo. Lic. José Antonio Gómez, presente en este hermoso acto.

A punto de compartir los alimentos llegaron nuestros queridos “Operai”, los Seglares Operarios de nuestra querida Parroquia de I Santi Martiri Iaponessi de Civitavechia (Italia) que en número de 14 vienen a pasar unos días con nosotros y a realizar una peregrinación a pie desde la Catedral de Toledo a la Parroquia de Olías, el próximo martes día 30, cargando la Cruz Vocacional y ofrecerla por el aumento de las vocaciones sacerdotales, especialmente de nuestra Confraternidad. Con un Video –Resumen de la vida del querido neo-Diácono, las canciones que interpretaron él y los seminaristas y una convivencia hermosa y dicharachera entre los más de 100 comensales que llenaban nuestro comedor, dio por finalizada esta fiesta de Amor y Gratitud a nuestro Padre Dios que sigue escogiendo a sus hijos y enviándolos a predicar y a bautizar como nos indicaba el hermoso Evangelio del día de hoy. LAUS DEO. P. Antonio.

Autor entrada: Webmaster